Cómo hacer un magnífico suplemento de calcio, fósforo y magnesio en casa

El calcio es un mineral muy importante para un buen desarrollo del cuerpo humano en las etapas de crecimiento, y también para mantenernos fuertes y sanos durante toda la vida. Los dientes, los huesos, las uñas, y muchas funciones básicas de nuestro cuerpo dependen de un consumo adecuado de calcio. Siempre la mejor forma de conseguir los suplementos de vitaminas y minerales es de manera natural: A través de una alimentación sana y balanceada. Algunas fuentes de calcio son el huevo, el pescado, el pollo, las semillas del chile dulce, semillas de ajonjolí integral, brócoli, el yogurt natural, y la leche de cabra. Para una mejor absorción de calcio es necesario tener suficiente vitamina D en su organismo. La luz del sol habilita a su cuerpo para que fabrique la vitamina D. Unos minutos al día en el sol es suficiente.

Hay procesos del cuerpo que hacen que requiera de niveles más intensos de calcio. Durante los años de crecimiento de los niños y adolescentes, deben tener dietas ricas en calcio. Cada mes durante la menstruación, el cuerpo de la mujer ocupa más calcio. Por eso a veces tenemos antojos de comer más yogurt, tomar leche, o comer helados en los días antes y durante la menstruación. La mujer embarazada y la que está amamantando necesita buenos niveles de calcio. Realmente siempre necesitamos consumir calcio para prevenir condiciones como la osteoporosis y para mantener los huesos fuertes y más resistentes contra golpes y desgaste.

Entonces, ahora les explicaré cómo hacer en casa un magnífico suplemento de calcio. En el momento que van a ocupar un huevo para una receta o para cocinarlo en su desayuno, etc., lave la cáscara. No lave los huevos antes de que los vaya a ocupar por que les quita una capa protectora que los conserva. Si lava los huevos antes de ocuparlos, tienden ponerse malos.
Una vez ocupado el huevo, lave la cáscara por dentro también y guárdela en un recipiente. Cuando tiene bastantes cáscaras, colóquelas en una bandeja y póngalas al horno en un calor bajo hasta estar seguro que no contienen nada de humedad. Deben quedar completamente secas. Sáquelas, déjelas enfriar y luego májelas. Esto es algo que a los niños les encanta hacer! Que tengan sus manitas limpias y póngalos a quebrar y a majar las cáscaras secas de huevo. Les va a encantar!

Una vez quebraditas, ponga una taza de estas cáscaras en la licuadora y licúe durante uno o dos minutos. Luebo cuele por un colador fino. El polvo fino es el suplemento de calcio, fósforo, y magnesio para consumo de su familia. Las cáscaras gruesas que quedan en la licuadora pueden ser utilizadas para abonar sus matas. Se pondrán muy bonitas!

Para consumir el calcio, puede poner un poco del polvo en la punta de una cucharita y ponerlo en la boca. En seguida bájelo con un vaso de jugo de naranja! También este suplemento puede ser utilizado en queques y galletas en pequeñas cantidades (medio cucharadita por receta). Si pone demasiado, al masticar se siente como si el queque tuviera vidrio o arena.

Esto es una manera super económica de agregar calcio a la dieta de los niños, las mujeres embarazadas y para la gente mayor…manteniendo a todos con este mineral tan importante para una buena salud! A comer cáscaras de huevo!!!!

Comparta su comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *