Danos Nuestro Pan de Cada Día D

En muchas culturas el pan siempre ha sido y es una parte importante de la dieta. Hoy en día la mayoría de los panes se hacen del trigo. Sin embargo, el maíz, la avena, el centeno, la cebada y el arroz también se usan para elaborar el pan.

Debido a que el pan formaba parte importante de la dieta de la persona promedia, esto hizo que la palabra fuera incluido en el rezo a Dios. Por otro lado, en inglés, la palabra “bread” además de significar “pan”, se usa popularmente para decir “dinero” (otra muestra de su importancia).

En Costa Rica comemos mucho pan: en el desayuno, a la hora de tomar café, en los emparedados, para acompañar la comida, y para elaborar recetas. Desafortunadamente muchas personas consumen el pan blanco más que el pan integral. Ya es de conocimiento común que el pan integral es más nutritivo que el pan blanco. Incluso si una persona comiera sólo pan blanco y nada más, desarrollaría enfermedades y eventualmente se moriría.

Cuando primero leí acerca de la carencia de vitaminas, minerales y fibra en la harina blanca y que no podía soportar la vida humana, quedé con dudas. ¿Cómo podía ser? Todo el mundo come pan blanco. Decidí comprobarlo.

Conseguí 12 ratones blancos, 6 hembras y 6 machos. Dividí los ratones en dos grupos con tres hembras y tres machos en cada uno. A un grupo les di solamente pan blanco y agua como alimento. Al otro grupo les di pan integral y agua. Después de cuatro meses de estudiar los ratones a diario y anotar detalles, comparto con ustedes los más destacados:
1) Dos ratones del grupo del pan blanco murieron. Ninguno murió en el grupo del pan integral.
2) Los ratones del pan blanco tenían pelo sin brillo y un mal aspecto. Los ratones del pan integral lucían un pelo normal, brillante y saludable.
3) Los ratones del pan blanco no crecieron tanto como los del pan integral.
4) Los ratones del pan blanco demostraban conducta homosexual y no se reprodujeron. Los ratones del pan integral tuvieron dos crías.
5) Los ojos del grupo de ratones del pan blanco parecían nublosos mientras que los ojos de los ratones integrales eran brillantes.
6) El excremento del grupo de los ratones del pan blanco era más duro y compacto y menos cantidad comparado con los ratones integrales. El excremento de los ratones integrales tenía un color diferente y se producía en más cantidad.
7) Los ratones que consumían el pan blanco tenían un olor más desagradable que los ratones del pan integral.

Llevé este experimento a mi profesor de biología del colegio y quedó muy impresionado igual que yo. Expuse el proyecto ante mi clase y todos estaban muy interesados en observar la gran diferencia que había entre los dos grupos de ratones. ¡Todos juraron no comer más el pan blanco!

Estaba pensando que tal vez deben cambiar el rezo a O SEÑOR, DANOS NUESTRO PAN INTEGRAL DE CADA DÍA.
Nota: En la época bíblica se consumía pan elaborado con el trigo machacado con piedras, o sea, con harina integral.

Comparta su comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *