Yo desayuno diariamente con afrecho de trigo. El afrecho por sí solo sabe a aserrín. La idea es levantarse en la mañana desando comerlo. ¿Entonces cómo podemos disfrazar algo tan blando y áspero?
Sugerencias:
1) Licuar el afrecho con papaya y tomarla.
2) Revuelva su afrecho con un banano majado. Rocíe encima maní tostado y pasas. Acompáñelo con una ensalada de frutas frescas.
3) Revuelva su afrecho con un plátano maduro majado. Cocine en un sartén con muy poco aceite de oliva. ¡Delicioso!

Comparta su comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *