Muchas personas piensan que se parecen a un artefacto… como un carro. Puede ser algo como…”Bueno si le pongo un buen combustible a mi carro, funcionará mejor. Si le cambio las partes y le pongo unas nuevas…funcionará mejor. Si lo pinto…se verá mejor.” Pero después de toda esta inversión se monta un loco al volante y el carro se estrella…Resultado: todo está perdido.

Hay personas que se obsesionan con comer natural como si fuera todo en la vida. De hecho yo defiendo el comer una dieta 100% natural. Sin embargo, si nos olvidamos de que somos seres sexuales, formados en los días tempranos de nuestras vidas y que de allí nacen nuestras pasiones (las buenas y las que nos hacen auto-destruirnos) estamos apenas viviendo a medias. Aunque comamos muy bien, si hay un loco al volante…lo podemos perder todo.

Concedido, un paso en la dirección correcta es mejorar su dieta. Generalmente las personas que están en camino de vivir una vida mejor buscan cuidarse en su alimentación. No obstante hay tanta presión en nuestro ambiente para negar sus sentimientos, conformar a lo que “todo el mundo hace,” tener miedo de lo que sea, aceptar que usted no vale nada y que casi todo es más importante que usted, etc. etc. que podría contrarrestar los beneficios de comer sanamente.

La idea de comer bien es para tener una excelente salud y sentirse lleno de energía. De hecho comer sanamente provee estos beneificos. Entonces para proteger todo lo que logramos tomemos en cuenta también que hay una aventura de nunca acabar en conocernos a nosotros mismos. ¡Si agregamos esta emocionante faceta a nuestras vidas junto a comer la dieta natural nos queda por delante una vida vibrante que cobra más sentido con cada día que pasa. ¡Vamos cambiando, mejorando, progresando, creciendo…y esto no es nada aburrido!

Una guía para que se incie en el camino del auto-entendimiento es el libro de mi padre ¡ESTAMOS EN EL SEXO AHORA MISMO! ¡QUÉ DICHA! Quiero formar un grupo de lectura y discusión del mismo. Si le interesa, por favor escríbame a jillpaer@realyoupsychology.com o llámame al (506) 2232 0342.

Comparta su comentario:

Your email address will not be published. Required fields are marked *